Árnica usos y remedios caseros efectivos

Árnica o tabaco de montaña

Árnica o tabaco de montaña, es una hierba medicinal de origen europeo.

El árnica crece en terrenos montañosos de forma silvestre. Una cualidad sobresaliente de esta planta, es el aroma de las flores, similar a la manzanilla; del cual se extrae un aceite esencial medicinal. Además de su aceite, el árnica puede utilizarse  terapéuticamente  en forma de gel o tintura. Aplicado como tratamiento casero, se pueden aprovechar sus propiedades para: la congestión nasal; dolor de espalda baja; torceduras o esguinces; golpes; artritis; desinfectar heridas y como enjuague bucal. Ofrecemos algunas recetas con árnica, que puedes acuñar, para utilizarlas como remedios caseros efectivos.

Usos frecuentes del árnica 

Desde el punto de vista de la salud, el árnica  es usada desde la antigüedad  para tratar diversas dolencias. Por sus propiedades terapéuticas es útil particularmente en casos de traumatismos:

  • Evita la formación de coágulos y moretones, después de un golpe o contusión;
  • Calma el dolor y evita la inflamación de cualquier traumatismo;
  • Alivia dolores articulares y musculares; de artritis reumatoide; tendinitis y de espalda baja;
  • Mejora la pesadez de las piernas y mejora la circulación sanguínea periférica;
  • Ayuda a tratar la congestión nasal y otros problemas respiratorios; como la angina de pecho y la faringitis;
  • Favorece la salud bucal; actuando como antiséptico y evitando infecciones a nivel de las encías.

El tabaco de montaña, también es conocido por sus propiedades beneficiosas para el cuidado de la piel y del cabello. Ayuda en el tratamiento del acné; elimina los hongos y  evitar la caída del cabello.  Usado en una tina de baño, ayuda a calmar  los músculos y descongestionar piernas y pies, después de día de trabajo agotador.

Composición y propiedades

Entre los componentes del árnica se encuentran:

  • Tripertenos, especialmente el terpeno tinol, responsables de la acción antiinflamatoria y bactericida;
  • Ácidos fenólicos;
  • Flavonoides, altamente antioxidantes;
  • Principios activos amargos y alcaloides como la arnicina y la betaina;
  • Colina, un vitaminoide que puede bajar la presión sanguínea;
  • Mucilago y;
  • Las flores del árnica son ricas en carotenos.

Cada uno de estos elementos en su composición, le confiere a esta hierba una serie de propiedades medicinales. Principalmente las propiedades con acción, analgésica; antiinflamatoria, antibacterial; fungicida; colerética; anticancerígeno; astringente y cicatrizantes.

Remedios caseros efectivos  a base de árnica

Vapores de árnica

REMEDIO PARA LA CONGESTIÓN NASAL O LA RINITIS

Preparar una infusión con 2 cucharadas de flores de árnica en ½  litro de agua; hervir por 10 o 15 minutos. Luego, tomar los vapores de la infusión con ayuda de un paño sobre la cabeza.

PARA EL TRATAMIENTO DE GOLPES, TORCEDURAS, TENDINITIS  Y MORETONES

Árnica para los moretones

Basta humedecer un paño con la infusión de árnica;  colocándole sobre la torcedura o golpe; y cubrir con un vendaje.

MEJORAR LA CIRCULACIÓN SANGUÍNEA PERIFÉRICA  

Masaje para los pies con árnica

Evita el dolor  e inflamación de las piernas; simplemente aplicando después del baño un masaje en pies y piernas con aceite o gel de árnica. Otra forma, es sumergir los pies y piernas hasta la rodilla en un envase con agua tibia y unas gotas de aceite de árnica, durante  15 o 20 minutos.

COMPRESAS ANTIACNÉ

Prepara una infusión de árnica, hirviendo un puñado de la hierba y flores frescas durante 10 minutos. Dejar reposar y aplicar compresas en la parte afectada por el acné; dejarla actuar durante 5 minutos y retirar. Enjuagar con agua fresca para cerrar los poros. Repetir 2 o 3 veces por día, hasta que mejore.

También puede agregarse gotas de tintura o aceite de  la planta, al champú o lociones para el cabello, como anticaspa y para evitar la caída del cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *