Antibióticos naturales de flores y semillas

Antibióticos naturales

Existen personas sensibles a la aplicación de antibióticos patentados; por lo que hoy queremos hablarte de alternativas con antibióticos naturales. La variedad de antibióticos naturales es muy amplia,  para la acción inhibidora de bacterias en el cuerpo. Seleccionamos 4 antibióticos  naturales, para ofrecerte sus bondades y algunas recetas para su aplicación de forma efectiva.  Se trata de la miel de abejas; el ajo; las semillas, de toronja y de moringa  oleífera.

Antes de entrar en detalles sobre los antibióticos naturales que hemos mencionado. Debemos recordar que el antibiótico más ampliamente utilizado mundialmente, la penicilina, proviene del hongo Penicillum Notatum, descubierto por Alexander Fleming. Éste antibiótico empieza a aplicarse masivamente durante los años 40s; más de 70 años salvando vidas.

Entre las infecciones que se pueden tratar con penicilina están: neumococos, meningococos, gonococos y estreptococos.

Antibióticos naturales extraídos de las flores

Miel de abejas

Dentro de la naturaleza y la sapiencia del hombre a través de del tiempo; se descubre el poder antimicrobiano y antibiótico del néctar de las flores. Con ayuda de las incansables abejas nos proveen de la miel de abejas, uno de los antibióticos naturales más poderosos.

Estudios científicos avalan las propiedades curativas de la miel de abejas; esta contiene vitaminas y minerales, entre ellas:

  • Complejo B (B1, B2, B3, B6, B7, B9 y B12)
  • Vitaminas A, C, D, E y K que ayudan a la cicatrización y  regeneración celular;
  • Aminoácidos y Enzimas ;
  • Sales minerales ( Hierro, magnesio, zinc, potasio, fosforo, calcio, azufre, aluminio, entre otros) que fortalecen nuestro organismo;
  • Fotoquímicos o sustancias bioactivas, con elevada acción curativa.

Su consumo habitual actúa fortaleciendo el sistema inmune y coloca una barrera protectora contra diferentes infecciones. En ellas, las de la garganta, respiratorias, riñones, estómago y en la piel.

En especial, la miel de girasol es ideal para tratar la garganta y la sinusitis; mientras que la piel de castaño es una de las que más concentración antibiótica tiene.

A pesar de ser dulce, no está contraindicado en personas con niveles de azúcar elevados o diabéticos.

Importante: la miel de abeja para mantener sus propiedades no sede hervirse ni colocar al microondas.

RECETA CASERA para infección de los riñones- Miel de abejas y canela

Tanto la miel de abejas como la canela tienen propiedades antibióticas; por lo que esta combinación hace que la fórmula tenga mayor fuerza.

Indicación: En un vaso de agua tibia agregar 1 cucharada de miel de abejas (15 cc) y; 2 cucharaditas de canela en polvo (10 cc). Disolver y tomar 3 veces x día, hasta contrarrestar la infección de los riñones.

3 semillas que son antibióticos naturales

2 semillas antibióticas

Ajo

Este, junto a la miel es uno de los remedios caseros  más populares por su fuerza antibacteriana; por lo que es considerado siempre en la lista de antibióticos naturales.

El poder destructor del ajo, no solo alcanza las bacterias, sino hongos y otros elementos patógenos que atacan nuestro cuerpo.

Posee fotoquímicos, como la alicina, un antibiótico eficaz; y otros elementos como el azufre, poderosos antifúngicos, antibacterianos y antivirales. Todo esto, favorece la sanación en caso de diferentes tipos infección.

Entre los nutrientes que contiene el ajo, están las vitaminas, del complejo B (B1, B2  y B3) y C; junto a una riqueza de minerales en su composición.

Actúa como un prebiótico, mejorando la flora intestinal; antioxidante y protector contra  daños del ADN.  Ataca cualquier infección con gusanos o parásitos.

La alicina es conocida por su poder destructor contra la bacteria MRSA, resistente a los antibióticos convencionales.

Receta con ajos para infección de oídos

Para tratar esta infección, es suficiente machacar varios ajos, extrae una pequeña porción de este néctar.  Aplicar 2 gotas en el oído afectado cada 2 horas, hasta que mejore la infección.

Semillas de toronja

Estas semillas tiene aplicaciones antibióticas tanto en de forma externa e interna. Tiene poder depurativo y, colocado el polvo o aceite de semillas de toronja sobre heridas evita que estas se infecten.

En cuanto a su composición, podemos resaltar el contenido de:

  • Vitamina B1, C y E ;
  • Flavonoides, entre ellos la naringina con destacada acción antibiótica.

En su conjunto, los componentes de las semillas de toronja, otorgan al extracto de estas semillas muchas bondades; antiinflamatorias; antioxidantes; antibióticas; antisépticas; antifúngicas; antidepresiva y antiparasitaria.

Además las semillas de toronja son estimulantes del sistema inmune, tónico cardiovascular y  protector ante posibles trombos.

Semillas de moringa

Semillas de moringa

La moringa oleifera es un árbol mágico para muchos, por sus beneficios para la salud. Queremos subrayar en especial la fuerte acción antibiótica de sus semillas, que pueden usarse en caso de:

 – Staphylococcus aureus, que infestan especialmente casos de piel, estómago, ano o genitales;   y

– Pseudomonas aeruginosa, que muhas veces se resisten a la acción de la gentamicina.

Igualmente hay que mencionar que las hojas de moringa también tienen carácter antiinflamatorio y antibiótico.

Las semillas de esta planta se han utilizado desde hace mucho tiempo para tratar la artritis, el reumatismo y los calambres; enfermedades venéreas, psoriasis y forúnculos, especialmente el tipo perianal que es muy doloroso.

Estas semillas poseen un alto contenido de hierro, mucho más que las espinacas. Por lo que  sirve para tratar la anemia y problemas menopáusicos. Contiene betacaroteno, vitaminas A, C y E; además, minerales como: potasio, calcio y otros de fácil asimilación.

El aceite de las semillas de moringa tiene excelentes propiedades purificadoras; especialmente para el  agua, eliminando cualquier bacteria.

Receta para infección con psoriasis con semillas de moringa

Extraer aceite de las semillas de moringa y aplicar en forma de compresas en la zona afectada por la psoriasis, dos veces al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *