ALZHEIMER: Estrés oxidativo y neuroinflamación focos de adelantos farmacológicos

En estudios recientes sobre el ALZHEIMER, realizados por un grupo de  científicos de la Universidad autónoma de Madrid (UAM); la Universidad Complutense de Madrid (UCM)  y el Colegio Universitario de Londres  (UCL) revelan adelantos que apuntan hacia el desarrollo de una nueva fórmula; apoyados en  que los agregados proteicos o neuronas tóxicas; propias de la enfermedad del Alzheimer; se debe a procesos previos como la neuroinflamación del cerebro  y el estrés oxidativo, causante de subsiguiente  neurodegeneración.  Donde el equipo ha desarrollado varios compuestos farmacológicos para atacar el Alzheimer,  bajo esta premisa y; cuyos detalles  fueron publicados en la Revista Científica Scientific Reports.

Nueva terapia contra el ALZHEIMER

Nuevos adelantos farmacológicos para tratar el ALZHEIMER

Hipótesis: Estrés oxidativo y neuroinflamación  detonantes de la neurodegeneración

Veamos brevemente como el estrés oxidativo, influye directamente  en la neurodegeneración del cerebro, y por ende están asociados con el desarrollo del Alzheimer.

Estrés oxidativo y el Alzheimer

Entre las cualidades  resaltantes del Alzheimer es el incremento descontrolado del estrés oxidativo; entendido como la presencia enlaces de oxigeno o nitrógeno, de alta actividad producto de la respiración celular. Por ello, el estrés oxidativo  es sinónimo de vida pero igualmente  comprometido con el envejecimiento celular.

Para evitar la toxicidad que estos enlaces (oxigeno o hidrogeno) producen; las células poseen un mecanismo de autodefensa, llamado “Repuesta Antioxidante”, que  está  regulado por un factor  de trascripción ( Nrf2).

En las personas con Alzheimer el factor Nrf2, se encuentra defectuoso; perdiéndose la capacidad de autodefensa ante  los procesos de oxidación, induciendo inevitablemente al deterioro y muerte neuronal.

Mecanismo de acción de nuevos compuestos contra el Alzheimer

Los nuevos compuestos  para atacar  la neurodegeneración del cerebro, que provoca el Alzheimer, según información del Dr. Rafael León, responsable de la  investigación; fue diseñado  haciendo uso del modelado por computadora.

Tanto el trabajo investigativo, como el  formato de diseño permitió combinar varias terapias,  importantes y; relevantes, para atacar la neuroinflamación y  el estrés oxidativo; para formar una única fórmula con multipropiedades (antioxidante; antinflamatorias y neuroprotectoras).

Primeramente, se introdujo una forma de autodefensa celular para contrarrestar el estrés oxidativo (inducir autodefensa con Nrf2-ARE, secuencia antioxidante); ya que  este tipo de estrés se ha comprobado que provoca una excitación exacerbada de las neuronas, que estimula el deterioro y muerte celular.  El nuevo compuesto, tiene la capacidad de restablecer la función del Nrf2, para controlar la oxidación.

Complementariamente, agregar componentes que inhiban la quinasa; causante de los agregados proteicos que intoxican las neuronas (evitar enzima GSK3β, con capacidad para activar la neuroinflamación).

En conjunto se logró un nuevo compuesto antiinflamatorio; antioxidante y neuroprotector; único hasta ahora en fórmulas farmacológicas; para tratar este tipo de enfermedades neurodegenerativas.

Esta propuesta fue además, comprobada en laboratorio,  in vitro;  visualizando como la nueva fórmula es capaz de bajar el estrés oxidativo; detener el avance de la neuroinflamación  y  evitar intoxicación de las neuronas, con la proteína tau; comportándose así como un verdadero neuroprotector, que puede ayudar en los casos de Alzaheimer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *