Alprazolam y efectos adversos que alertan la NO automedicación

Alprazolam

Alprazolam es un ingrediente activo, psicotrópico ansiolítico, por lo que actúa fuertemente a nivel del Sistema Nervioso Central.

Muchos nombres comerciales para este ingrediente activo: Alpram; Tafil; Neupax; Alzam;  Trankimazin y muchos otros; los cuales suelen indicarse con criterio médico-psiquiátrico,  para el control de la ansiedad y  en especial, la relacionada con episodios de depresión. El alprazolam es de acción rápida; mucho más potente que el conocido diazepam y; otros de la misma familia de benzodiacepinas. Aunque es una droga de poca toxicidad, tiene efectos adversos que deben atenderse y; procurar la NO automedicación, que puede afectar la salud si no se conocen contraindicaciones o efectos por administración simultánea con otros fármacos.

Mecanismo de acción de las benzodiacepinas

Efectos adversos del Alprazolam

Propiedades del alprazolam: ansiolítico-antidepresivo

La benzodiacepinas, y particularmente el alprazolam actúan como ansiolíticos (tranquilizantes o sedantes) ante momentos de angustia o ansiedad.  Aunque su mecanismo de acción no está claro,  ejercen su actividad interactuando con receptores cerebrales; relacionados con el GABA (ácido gama aminobutríco), aumentan el efecto inhibidor de este compuesto.

El GABA, es un neurotransmisor que modifica el efecto sobre otros sistemas, bajando los niveles de ansiedad; ya que actúa como esponja, absorbiendo el exceso de adrenalina.

Otras de las propiedades del alprazolam, es  su efecto antidepresivo; para el manejo de pacientes  con trastornos de ansiedad; fobia social o episodios de pánico y; personas de la tercera edad, con enfermedades debilitantes.

Efectos adversos y contraindicaciones

Alerta: No automedicarse con alprazolam

El efecto tranquilizante  que hace el alprazolam; sobre funciones como: detectar estímulos; transmitir información y coordinación general, desde el centro de mando, que es el cerebro lleva a que tengamos una especie de  “bajón”.

Donde cabe reseñar, que existen efectos transitorios que encienden las alarmas, para evitar la automedicación con alprazolam.

Una de estas alarmas, es que una vez  que se detenga la administración del Alprazolam, puede aparecer un efecto rebote o de refuerzo, propio de estos fármacos ansiolíticos, que están asociados  con su efecto de dependencia.

La dependencia mencionada, puede dar lugar a signos y síntomas físicos, vistos como efectos adversos,  tales como: Mareos; vértigos o temblores; acompañados con efectos psicológicos transitorios, como son el insomnio (falta de sueño); irritabilidad o nerviosismo y; refuerzo del trastorno de ansiedad.

Contraindicaciones

Podemos mencionar varias de las contraindicaciones que habría de atender: Primeramente, si hubiese hipersensibilidad al alprazolam o las benzoadiacepinas; además,  Insuficiencia Renal grave o Intoxicación etílica; Apnea del sueño o insuficiencia respiratoria y; debilidad neuromuscular autoinmune grave (miastenia), entre otras.

IMPORTANTE. El Alprazolam, no está recomendado para tratar enfermedades psicóticas; ni usarla como único medicamento en caso de ansiedad, ya que puede aumentar el riesgo de suicidio; Tampoco, debe administrarse en niños y jóvenes menores a 18 años.

Con cualquier fármaco lo recomendado, es siempre ¡NO AUTOMEDICARSE!, pero en el caso de los psicotrópicos, es más que una recomendación; está expresamente contraindicada la automedicación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *