Alergias por galatos, cosméticos tóxicos

Las alergias por galatos, están estrechamente relacionadas con la utilización de ciertos tipos de cosméticos tóxicos, que habría que evaluar su uso, en especial las barras labiales por incorporar galatos y colorantes. El galato de propilo, es utilizado no sólo en cosméticos, sino en alimentos, productos para  la higiene personal y farmacéuticos que pueden ser nocivos ante pieles sensibles.

¿Qué son los galatos y cómo actúan?

Cosméticos tóxicos  provocan labios agrietados

Los galatos son ésteres del ácido gálico, que actúan como antioxidantes sintéticos, evitando la descomposición de las grasas, alargando la vida útil de ciertos productos, conservando propiedades, color, texturas y aromas.

A la par de su acción como preservativo, el uso de los galatos tiene cierto componente toxico. Estudios realizados en cosméticos en torno a las alergias y su origen, han determinado que una de las causas  está detrás de la aplicación de las barras labiales o pastas dentales  que contienen galato de propilo, pudiendo provocar dermatitis alérgica de contacto, y en la zona facial queilitis y  resequedad labial mostrando labios agrietados.

Medidas de prevención

Si en algún momento percibes resequedad, grietas o lesiones en los labios después de aplicar una barra labial o una pasta dental, casi seguro ese producto tiene el componente galato de propilo y estás haciendo una reacción alérgica, debes suspenderlo inmediatamente y hacer una prueba de la superficie de la piel  que incluya la detección de este alérgeno.

La utilización de galatos, especialmente en aquellas personas con alto grado de sensibilidad cutánea, cuando presenten alergia ante la presencia de galatos, se debe tomar medidas, detectando este aditivo en cosméticos, pasta dental, enjuague bucal u otros productos de higiene personal; ciertos alimentos como los de panadería, o medicamentos.

Tener presente, según la categoría que los diferentes galatos aparecen reseñados en las etiquetas con su nombre o número E, así: galato de propilo (E-310), galato de octilo (E-311) y galato de dodecilo (E-312).

Como advertencia, sobre las personas alérgicas a las aspirinas y asmáticas también deben evitarse el contacto de los diferentes galatos en alimentos, medicinas y cosméticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *