Bondades y contraindicaciones del ácido acetilsalicílico

El ácido acetilsalicílico, comúnmente llamada por su nombre comercial ASPIRINA, con casi 120 años de patentado;  es ampliamente conocido y popular por  sus bondades, desde el punto de vista médico-terapéutico.  Particularmente, en atención a sus propiedades analgésicas, antipiréticas y antiinflamatorias. Pero además, es ampliamente usado como un antiagregante plaquetario o anticoagulante, debido a la acción inhibitoria del fármaco para aglutinar las plaquetas; lo que evita que se formen coágulos o trombos, esenciales para tratamientos de tipo cardiovascular. Asimismo, esta propiedad anticoagulante del ácido acetilsalicílico, tiene ciertos riesgos que se deben considerar; como es la posibilidad de hemorragias leves y; que aumenta en severidad, si se administran en simultáneo varios fármacos de esta familia.   

Ácido acetilsalicílico

Ácido acetilsalicílico o Aspirina – Propiedades/Bondades

Analgésico,  antipirético y antiinflamatorio

El ácido acetilsalicilico, marca record en el mundo en uso e investigaciones; especialmente bajo el nombre comercial de Aspirina, de la empresa BAYER, con origen en Alemania.   Desde los inicios se le ha reconocido a este ingrediente activo un alto poder analgésico.

Entre las anécdotas a subrayar, que forman parte de la aspirina; es su uso por astronautas, en la primera misión a la luna y; protagonista, en el Premio Nobel de medicina 1971, adjudicado a Jhon R. Vane; quien con sus investigaciones muestra que el ácido acetilsalicílico, es no sólo un fuerte  analgésico, sino antipirético, antiinflamatorio, antiagregante plaquetario.

Estas propiedades del medicamento son demostradas por el farmacólogo británico mencionado, estudiando el mecanismo de acción de este componente,  donde logra mostrar la inhibición de prostaglandinas; que son responsables de dar repuesta en procesos inflamatorios, en particular intervienen en la vasodilatación, eleva la permeabilidad de los tejidos; estimula receptores nerviosos frente al dolor  y  evita la aglutinación de plaquetas ( antiagregante).

Respecto a las bondades, se desprenden fácilmente  de sus propiedades como antiagregante plaquetario; antiinflamatorias; analgésicas y; antipiréticas. En especial, está indicado el ácido acetilsalicílico en casos de: Artritis reumatoide; fiebre reumática aguda y; osteoartritis.

Contraindicaciones de la aspirina

Hemofilia, Pólipos nasales o  sangrado gastrointestinal

Sea con el ingrediente activo, ácido acetilsalicílico o cualquiera de las presentaciones comerciales como la Aspirina (Bayer); Calmantina o; Midolen, entre otras; las precauciones en atención a las contraindicaciones son las mismas. Mencionaremos algunas contraindicaciones, que se presentan con mayor  frecuencia para indicar tratamientos con medicamentos que contengan el ácido acetilsalcilico. Destacan, la contraindicación, en caso de: – Alta sensibilidad (alergia) frente al componente activo; – Presencia de pólipos nasales; – Hemofilia o hemorragias; -Úlcera péptida activa o antecedentes con sangrado gastrointestinal; Además, tener presente que el ácido acetilsalicílico, junto a otros fármacos anticoagulantes multiplica grandemente el efecto, con alto riesgo. Igualmente, si se combina  con corticosteroides, puede inducir  sangrado gastrointestinal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *