5 consejos para superar bullying por acné

Uno de los problemas más difícil de manejar durante la adolescencia, es el problema de brotes severos de acné, y las secuelas subsiguientes;  pues puede ocasionar a su vez otro problema tal vez más grave aún, como es el acoso o bullying por parte de sus pares, a causa del aspecto facial provocado por el acné y sus secuelas, u otros problemas en la piel, como el vitíligo que produce manchas en el rostro y las manos del joven, partes del cuerpo que son esenciales para mantener una imagen  “aceptable” ante el resto de adolescentes.

Acné en adolescentes

El bullying escolar, es un problema que ha llevado en la actualidad a muchos jóvenes a refugiarse en el aislamiento, la depresión y hasta en algunos casos a hacer intentos suicidas. Por ello, es sumamente importante, cualquiera sea la causa del bullying trabajarla junto al niño o adolescente, con herramientas de apoyo y de ser posible acudir a profesionales.

Nuestro post, toca hoy específicamente los casos bullying por acné, para incentivar a las personas cercanas a los adolescentes  a ayudarle a superar la situación.

Joven con vitíligo

También existen situaciones similares, como pueden ser:

–  Acoso por el color de piel, más dirigido a los que conocemos como racismo; y

– Manchas en rostro y en manos, es especial aquellas provocadas por el vitíligo,  que pueden provocar rechazo de compañeros de clase, de amigos y hasta de docentes, por pensar erróneamente que puede ser causa de contagio.    

Bullying por acné- reforzar fortalezas para aumentar autoestima

Como observación de entrada para el adolescente, padres, maestros o amigos,  recuerden que independiente de la atención dermatológica que requiere el joven con un acné severo, es importante contar con asesoría profesional, abordando la atención psicológica que permita que el adolescente afronte la situación,  sin dejar que sus pares le acosen o se burlen a causa del problema en la piel, especialmente en su rostro, sea en momentos de sus lesiones o pústulas y luego por sus cicatrices.

Consejos prácticos  para adolescentes con acné

  1. Atención rápida por parte de padres y docentes en caso de posible bullying por acné, propiciando la atención médico – psicológico para el joven con problema. Recuerda que, el retraso en el tratamiento médico puede dar lugar a mayores lesiones y de más difícil tratamiento.
  2. Desde el hogar, reforzar las fortalezas de joven para levantar su autoestima, y evitar que un problema de imagen se convierta en una situación grave de autoaislamiento y consecuente depresión, por efecto del bullying a causa de lesiones provocadas por el acné. Para lo cual utilizar herramientas de motivación que provoque que el joven o la joven desarrolle habilidades o aptitudes personales.
  3. Desde la escuela, participar al maestro de la situación, para que se tomen previsiones y se refuerce desde el aula valores sociales como: el compañerismo, respeto, solidaridad, tolerancia que ayudan a aumentar el autoestima.
  4. En lo personal, controlar niveles de estrés o depresión, reservando parte de su tiempo libre para practicar algún deporte o actividad divertida, como puede ser bailar, escuchar música o compartir una buena película con su mejor amigo.
  5. Desde el problema de acné, lavar el rostro pero no en exceso para evitar resequedad de la piel; evitar uso de cosméticos comedogénicos, con talco o aceite; usa maquillaje mineral y productos con protección UV. En especial, evita en lo posible tocar o pellizcar el rostro que puede agravar el problema de acné. Sigue las recomendaciones médicas para el tratamiento y control de las lesiones en la piel.

Recuerda que el acné generalmente no tiene una solución rápida, por lo que debemos atender sus posibles complicaciones médicas y psicológicas con los adolescentes, especialmente si llegase a suceder algún problema de bullying por acné.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *