3 usos del aceite de orégano en la piel

El orégano, una de las plantas con mayor diversidad de usos en nuestras casas, sin contar el rico sabor que le imprime a nuestras comidas, especialmente a las salsas. Pero esta vez no queremos mirar hacia el uso culinario de esta maravillosa planta, sino abordar los diferentes usos que el aceite de orégano puede darle al cuidado de la piel, por sus propiedades terapéuticas y medicinales. Entre las más aprovechables están: Acción antimicótico, para atacar hongos en la piel, especialmente el pie de atleta; antibacterial, ayuda en la limpieza de la piel, especialmente en casos de problemas en las encías; protege contra el acné y las espinillas.

Existen cerca de 40 variedades diferentes de orégano, es importante indicar que no todas poseen las propiedades medicinales o terapéuticas. Debemos buscar la variedad  llamada Origanum vulgare u orégano silvestre, proveniente de la zona del mediterráneo y donde las que provienen de España tienen alto contenido terapéutico.

El aceite de órgano es un potente aceite esencial, aromático y natural rico en vitaminas y minerales, por lo que considera un antioxidante natural. Entre sus contenidos con acción antioxidante están los fenoles, de los cuales contiene: Timol, un antimicótico y antiséptico natural y  Carvacrol, un antibacteriano indicado para controlar la candida Albicans, además de otras bacterias y hongos.

El orégano contiene otros elementos como: Terpenos, poderosos antibacterial; ácido rosmarínico, usado para avances en la cura del cáncer y otras dolencias; Naringina, favorece el aumento de antioxidantes dentro del aceite y es usado actualmente para retardar el aumento de tumores cancerígenos y Beta-cariofilina, que actúa como antiinflamatorio natural.

Además, el aceite de orégano posee nutrientes minerales como el zinc, calcio, magnesio, cobre y boro  complementado con la presencia de vitaminas A,C y E, de los cuales se desprende su alto valor medicinal y antioxidante que ayuda en la salud y  cuidado de la piel.

Aplicaciones terapéuticas del aceite de orégano

Usos del aceite de orégano en piel

En piel, orégano como antimicótico, antibacteriano y anti acné

ANTIMICÓTICO. El aceite de orégano, es utilizado de forma eficaz como tratamiento de afecciones producidas por diferentes tipos de hongos, el que produce la candidiasis o las del tipo dermatofito que origina el llamado pie de atleta, que afecta dedos y uñas y que es  frecuente en época de verano. En caso del pie de atleta, basta untar aceite de orégano en la zona afectada antes de dormir o después del baño.

ANTIBACTERIAL. Se ha probado el valioso valor antiséptico, antiinflamatorio, cicatrizante  y anestésico del aceite de orégano, especialmente para eliminar bacterias y tratar problemas bucales o en las encías como los casos de periodontitis. Basta cepillar los dientes y untar sobre las encías 1 o 2 veces x dia. Rápidamente se verá la mejoría en cuanto a la salud bucal.

ANTIACNÉ. Usado para tratar problemas de espinillas y acné, ya que contiene altas concentraciones de timol y cervacrol, que actúan como desinfectante y antimicrobiano, ayudando a eliminar las pústulas y quistes provocadas por el acné en la piel, además del poder cicatrizante sobre las lesiones que tiene el  este aceite.

El aceite de orégano es muy concentrado, por lo que para su uso sobre la piel se debe diluir con aceite de oliva, almendra o coco, en la proporción 1 orégano x 6 de oliva (coco o almendra).

Importante: Aún con todo el poder beneficioso que posee el aceite de orégano, puede ser tóxico o producir alergias a ciertas personas. Por lo que debe probarse con una pequeña porción en piel y observar reacción antes de usar. No debe usarse en niños ni en mujeres embarazadas o en etapa de lactancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *